sábado, 12 de marzo de 2016

.

La religión ha llevado durante muchísimo tiempo a guerras. Ha matado a miles de personas y aún así la mayoría sigue manteniendo la fe en su Dios.

Creo que es hora de que la gente abra un poco los ojos y se den cuenta de que todos, al fin y al cabo, creen en el mismo ser. Que se han dejado guiar por libros escritos por personas que, a fin de cuentas, han plasmado como ellos creen que Dios debe ser.
En definitiva que la Biblia, el Corán, el Tipitaka y todos esos libros sagrados que en algunos países se siguen al pie de la letra no definen a un verdadero Dios.
Lo más triste de esto, es que los que decidieron imponer lo escrito hace ya siglos como algo obligatorio, lo decidieron así porque era la mejor manera de imponer su poder y que les importa un bledo ese afán de millones de personas.

Sin desviarme del tema, continuo con mi propósito que es el de dejar claro lo que muchas personas no quieren ver: Dios no es una persona, no es bueno, no es generoso, no busca lo mejor para nosotros, no tiene mente, porque si así fuera, si realmente fuese como vosotros lo describís no dejaría que pasasen tantísimas cosas como pasan en el mundo, y que vosotros excusáis continuamente con que es porque 'Dios lo quiere así'. Me repugna ver a la gente haciendo colas para besarle los pies a una estatua en la que creen ciegamente, me parece retrógrado que le recen a la Virgen, que por echarme agua del grifo en la cabeza y comerme una galleta insípida ya sea aceptada por Dios, que por contar mis erorres como humana que soy a un cura ya esté absuelta de ellos... y ya ni hablar de esas religiones que menosprecian a las mujeres y que tienen la poca vergüenza de decir que es palabra de Dios. Dejad de creer en un libro escrito por humanos que, a parte de ser 2016 años más viejos que nosotros, los llenaban de metáforas e idealizaban como querían sin pensar las grandes consecuencias que tendría. Dejad de depositar vuestra fe en algo que no podéis ver y tener el valor suficiente para depositarla en vosotros mismos, para creer en vosotros y no tener que pedir milagros y ayudas a algo que NO OS ESCUCHA.

A mi parecer, Dios es un ente que intenta mantener en equilibrio la Tierra y que nosotros sólo estamos entorpeciendo su cometido. Bueno, eso en el hipotético caso de que existiera una fuerza superior, porque también sería muy probable que nada de eso existiese.

Amén.